MILAGRO: HINDU QUE ODIABA CRISTIANOS ESTABA A PUNTO DE MORIR TIENE UNA VISION DE JESUS

 

Thankappan es un conductor de taxi al sur de Asia. Resulta que hay una historia interesante detrás de él,  que él no duda en compartir con los que no conocen a Cristo.

 

Thankappan era un fanático hindú que tenía una aversión intensa por los cristianos. Reunia multitudes cerca de los templos hindúes para discutir con los cristianos que  evangelizaban cerca de la zona. Su defensa por el hinduismo era tan extrema que incluso  superaba a un cristiano en discusiones de acuerdo con  Biblias para  Oriente Medio.

 

Como parte de un movimiento “anti-cristiano”, habló en contra de los discípulos de Cristo y discutió con ellos, también llego a quemar panfletos cristianos frente a alguien que hablaba del amor de Dios con otros. Pero Dios tenía un plan para su vida.

 

Al conducir su taxi un día, Thankappan dio vuelta  en una esquina de la calle donde estaba  una reunión cristiana. Cuando vio a un ex musulmán y ex hindú en ese grupo estaba tan enojado que escupió en aquellas personas a través de su ventana.

Por desgracia, no vio un camión que venia en su camino, y terminó estrellándose en su coche y causando un accidente grave.

El quedo en coma y sufrió lesiones graves.

 

El impacto del accidente le dislocó el intestino grueso (pequeños y grandes). Los médicos no los pudieron poner de nuevo, sólo adjuntando una especie de “bolsa” en el abdomen para mantener los intestinos juntos y cosieron la herida para arriba. La “bolsa”, que ahora está cubierta por la piel parece flotar por encima de la cintura, mirandose su estómago un tanto peculiar.

 

milagro

 

Los médicos que atienderon a Thankappan dijeron a la familia del conductor que no había ni siquiera la más mínima esperanza de poder sobrevivir.

Se encontraba en un estado de coma durante días y sus familiares a la espera para el día de su muerte. Pero lo inesperado acaba de pasar. Durante los días que pasó en coma, Thankappan tuvo una visión de Jesús.

 

 

Según el conductor, Cristo lo tocó y le dijo que iba a tener otra oportunidad para vivir, “Estoy dandote una nueva oportunidad de confesar tus pecados y convertirte en mi testigo.”.

 

De pronto, ya que su familia estaba  reunida  alrededor de su cama, llorando y pensando que iba a morir, Thankappan despertó del coma.

 

 

El Pastor Paul  líder que dirigía la reunión cristiana en el momento del accidente de Thankappan  dijo que desde ese día, comenzó a orar por la vida del conductor.

 

“Biblias para Oriente Medio” se esfuerza por distribuir traducciones de las Escrituras cristianas en los países donde existe una intensa persecución religiosa.

El pastorPaul es el líder de “Biblias para el Medio Oriente”,  un ministerio que planta  iglesias  y distribuye Biblias en países donde hay una intensa persecución religiosa.

La mayoría de los voluntarios son convertidos de origen islámico.

 

Cuando Thankappan vio el pastor Paul venir a visitarlo al hospital,  estaba profundamente convencido de lo que había sucedido y se puso a llorar.

 

 

“Pastor, escupi en ti y también” escupi en Jesucristo. ” persegui al Señor Jesús y sus siervos. Perdóname. Perdóname. Le pedi a mi Señor que me perdone”, dijo.

 

Dios sanó las heridas de Thankappan, liberándolo del riesgo de muerte. Los médicos se sorprendieron por su inesperada recuperación y reconocieron que era, sin duda, “un gran milagro.”

La predicación del Evangelio

 

Thankappan pronto se unió el pastor Paul con su testimonio de Cristo. Aguantando la Biblia en una mano, él usa la otra mano para mostrar su estómago a la gente y decirles cómo Dios lo rescató, a pesar de las cosas malas que hizo contra los cristianos.

 

“Yo era un enemigo de los cristianos, pero Jesucristo me amo, me dio vida y me salvó del pecado y la muerte. Ahora yo soy su siervo,” dijo. ” estaba persiguiendo a los cristianos, pero el Señor Jesús me mostró cómo él lucha poderosamente por sus hijos, yo soy un claro ejemplo de esto ..”

 

Al ver el milagro en la vida de Thankappan, su esposa también decidió entregarse a Cristo y hoy,  dan testimonio juntos sobre el amor de Dios.