ONU PIDE A ISRAEL ABANDONAR LOS ALTOS DEL GOLAN, ISRAEL SE PREPARA PARA LUCHAR

golan

 

Mientras la Asamblea General de la ONU llama nuevamente a Israel a abandonar los Altos del Golán y declara la jurisdicción israelí sobre la “Ciudad Santa de Jerusalem” como “nula e inválida”, el Estado judío se prepara para enfrentarse a tres resoluciones del CSNU contra ella.

 

La Asamblea General de la ONU aprobó el miércoles seis resoluciones sobre la situación de los palestinos, incluida la exigencia de que Israel se retire de los Altos del Golán.

 

La decisión se produce un día después de que el nuevo Presidente de la Asamblea General de la ONU, Peter Thompson, fuera visto usando una bufanda palestina mientras se encontraba en una audiencia del comité de la ONU.

 

La resolución, llamada Resolución de la Asamblea General A / 71 / L.8 fue presentada por Bahrein, Bolivia, Cuba, Ecuador, Indonesia, Egipto, Siria, Jordania, Líbano, Arabia Saudita, Nicaragua, Nigeria, Zimbabwe, y la delegación palestina, entre otros.

 

La resolución pide que se reanuden inmediatamente las conversaciones de paz entre Siria e Israel y el Líbano e Israel, pide la retirada israelí de los Altos del Golán y determina que la presencia de Israel en los Altos del Golán y la anexión de facto de Israel de los Altos del Golán representan un obstáculo principal para la paz regional.

 

Fue aprobada en la Asamblea General de la ONU por un voto de 103 votos a favor, 6 en contra (Canadá, Estados Federados de Micronesia, Israel, Islas Marshall, Palau y Estados Unidos) y 56 abstenciones.

 

La resolución es una de las seis resoluciones anti-Israel aprobadas el miércoles, otra sobre el estatus de Jerusalem (A / 71 / L.22). En ella, la ONU expresó “su determinación de que cualquier acción tomada por Israel, la Potencia ocupante, para imponer sus leyes, jurisdicción y administración en la Ciudad Santa de Jerusalem es ilegal y, por tanto, nula y sin validez alguna”.

 

El representante de Israel dijo en la asamblea después de la votación que “era vergonzoso cómo algunos países aún no habían aceptado la existencia de Israel y abusado de la Asamblea General para difundir acusaciones infundadas” y que las resoluciones buscan proporcionar una “narración sesgada”.

 

“Desde 2015, los ataques terroristas contra israelíes habían causado la muerte de 42 ciudadanos e hirieron a más de 600, pero las resoluciones de hoy no mencionaron a esas víctimas”, continuó.

 

“Además, las resoluciones en discusión no mencionan a la organización terrorista reconocida internacionalmente Hamas. Nadie debería engañarse: apoyar las resoluciones y el sesgo inherente contra Israel no promoverá la causa de la paz. Más bien, sólo hará más difícil lograrla”, agregó el representante.

 

La delegación de Estados Unidos dijo que Estados Unidos está “profundamente preocupado por la presentación de un número desproporcionado de resoluciones unilaterales que han sido diseñadas para condenar a Israel”.

 

El delegado continuó, añadiendo que “es manifiestamente injusto que Naciones Unidas, una institución fundada en la idea de que todas las naciones deben ser tratadas por igual, fueran tan frecuentemente utilizadas por los Estados Miembros para tratar a Israel de manera desigual”.

 

El delegado continuó diciendo que “tres organismos de las Naciones Unidas en particular reflejaron la parcialidad y los costos innecesarios de esas resoluciones y desperdiciaron recursos limitados. Costando aproximadamente $ 6.1 millones en 2015, no hicieron nada para contribuir a la paz en la región”.

 

Sin embargo, Estados Unidos reiteró que considera a los asentamientos como un obstáculo para la paz.

 

Siria, por su parte, agradeció a los estados miembros que votaron a favor de la resolución, diciendo que la votación “enviaba un claro mensaje a Israel de que su matanza, expansión de asentamientos y anexión forzada de tierras era contraria a los principios internacionales”.

 

La siguiente ronda: El Consejo de Seguridad de la ONU

 

Mientras tanto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel espera una dura lucha contra varias resoluciones anti-Israel que se votarán en el Consejo de Seguridad de la ONU antes de que el presidente Obama abandone su mandato.

 

Hay tres iniciativas que preocupan especialmente a Israel; Iniciativas de Nueva Zelanda, los palestinos y Francia.

 

Nueva Zelanda

 

Nueva Zelanda, que dejará vacante su posición en el consejo pronto, quiere presentar una resolución que obligará a Israel a condenar la construcción de asentamientos, condenar la violencia y la incitación de los israelíes y los palestinos, condenar la situación humanitaria en Gaza y llamar a un inmediato reinicio de las negociaciones entre palestinos e israelíes. Se espera que presente un proyecto de resolución en los próximos días

 

Los palestinos

 

Los palestinos están tratando de aprobar una resolución que considerará ilegal los asentamientos israelíes en Cisjordania. Israel está preocupado porque tal decisión preparará las bases para las sanciones y será precursora de una acusación contra Israel en la Corte Penal Internacional de La Haya.

 

Francia

 

La resolución francesa pide una conferencia internacional de paz, a la que Israel ya ha manifestado su oposición. La oposición se basa en el hecho de que la iniciativa pide un calendario para las discusiones, y que si no se llega a un acuerdo, Francia reconocerá automáticamente un estado palestino.

 

Israel cree que Estados Unidos utilizará su poder de veto sobre las iniciativas francesas y palestinas, pero no está seguro de la acción de Estados Unidos hacia la iniciativa de Nueva Zelanda. Esto se debe a que la iniciativa de Nueva Zelanda no parece condenar unilateralmente a una u otra parte por incitación y violencia.

 

Mientras Israel está trabajando principalmente con los estadounidenses en el Consejo de Seguridad, también está trabajando con otros países.

 

Se espera que el secretario de Estado estadounidense discuta el tema en el próximo Foro Saban.