FILIPINAS: PRESIDENTE ELECTO DECLARA LA GUERRA A CATOLICOS

kamay-na-bakal-flyer-665x500

El nuevo presidente electo de Filipinas quiere implementar una política de tres hijos para combatir lo que él dice es un exceso de población cada vez mayor en su país.

En declaraciones a los periodistas en una rueda de prensa en Davao, Rodrigo Duterte acusó a la Iglesia Católica por el rápido crecimiento de la población.

“Yo sólo quiero tres hijos de cada familia”, dijo, haciendo voto a desafiar a los obispos sobre el tema.

“Soy cristiano, pero soy un realista por lo que tenemos que hacer algo con nuestra sobrepoblación”, dijo Duterte. “Voy a desafiar a la opinión o la creencia de la Iglesia”.

Filipinas es un país del sudeste asiático formado por más de 7.000 islas. Según el censo 2015, la población de Filipinas es de más de 100 millones y es una de los más grandes de la región.

El ochenta por ciento del país dicen que pertenecen a la Iglesia Católica. La mayoría de las personas que se oponen al aborto y los anticonceptivos.

En 2012, se aprobó una ley que permite al gobierno proporcionar anticonceptivos. A pesar de que la Iglesia Católica presionó fuertemente contra la ley y falló, obispos lograron convencer a los políticos de recortar los fondos para el programa de anticonceptivos.

Ahora Duterte se ha comprometido a ampliar el programa de forma espectacular cuando asuma el cargo el próximo mes.

Duterte, quien es católico, ha arremetido contra su propia iglesia en los últimos días, acusándolos de ser “la institución más hipócrita” y criticando a los obispos por involucrarse en las políticas del gobierno.

 hijos de @#$ ¿no les da vergüenza? Ustedes piden tantos favores, incluso a mí”, dijo Duterte durante una entrevista de televisión.

El mandatario se ha comprometido hacer frente a los obispos católicos que “han hecho dinero aprovechándose de los pobres” antes de que asuma el cargo.

“Voy a dar una conferencia hasta el 29 de junio sobre los pecados de la Iglesia Católica, si están o no están siendo relevantes”, dijo a la prensa Duterte.

La Iglesia Católica a menudo ha desempeñado un papel importante en la vida política de la nación. Pero los analistas dicen que Duterte está tratando de cambiar eso.

Antonio Contreras, profesor de ciencias políticas en la Universidad De La Salle en Manila, dijo a un diario francés que las críticas de Duterte contra la Iglesia Católica han hecho que él tenga más apoyo y marca la primera vez que un candidato ha desafiado directamente la élite religiosa del país.

Duterte es una figura polémica. En noviembre de 2015, llamó a Francisco un “hijo @#$%” después de que la visita del líder católico a Manila causara numerosos atascos de tráfico.

Semanas más tarde, él escribió a Francisco pidiendo perdón por su comentario; el Vaticano respondió que ofrece “garantías de oraciones”.

Duterte se convertirá oficialmente en presidente el 30 de junio.

www.MundoCristiano.tv